img_02Conversamos con Rafa Carmona, miembro activo de la Plataforma Stop Desahucios Córdoba-15M, sobre el derecho a la vivienda y el papel que desempeña la Plataforma como defensora de este derecho, mediante la implicación y empoderamiento de la ciudadanía en esta lucha.

Hablamos con Rafa sobre la actividad de la Plataforma, sobre las familias que la forman, sobre su carácter reivindicativo y su capacidad para crear conciencia colectiva; sobre sus logros y su trayectoria…

[ConVerGENTE, CVG] ¿Cómo se valora desde Stop Desahucios Córdoba el problema del acceso a la vivienda como derecho humano?

[Rafael Carmona Muñoz, RCM] Para nosotros es un tema fundamental, desde el principio entendimos que nuestro país estaba pasando por una situación muy difícil para las familias sin recursos, la vivienda se había convertido hacia ya mucho tiempo en una inversión, objeto de especulación, había diseñada toda una política para llevarnos a esa situación, en la que cayó gran parte de la población española, nos vendieron que era mejor por la misma cuota mensual, adquirir la vivienda en vez de alquilarla.

Pero claro nunca hicieron nada por tener un parque de viviendas para el alquiler a precios asequibles.

Esto llevo a gran parte de la población, jóvenes, inmigrantes, etc.. a endeudarse con la compra de viviendas que ante la primera crisis financiera se arruinaron y no pudieron hacer frente a las cuotas hipotecarias. Desde la Plataforma defendemos la vivienda digna (luz, agua y gas) colocando el derecho de uso por encima del de propiedad, toda persona que viva en España tiene el derecho a un techo, este es un objetivo clave para nosotros.

[CVG] ¿ Cuántas familias ha atendido Stop Desahucios desde su creación?

[RCM] No llevamos la cuenta de todas las familias que han pasado por la plataforma, es a partir de mediados del año dos mil doce cuando empezamos a realizar las fichas de las familias que atendemos y desde esa fecha hasta el final del año pasado, han pasado más de mil doscientas familias por nuestros puntos de información.

[CVG] Por lo que se sabe, Stop Desahucios no funciona como una ONG de ayuda, sino que va más allá y no sólo tiene un carácter reivindicativo sino que trata de implicar en la lucha por el derecho a la vivienda a las propias personas afectadas. ¿Podrías decirnos cómo hacéis esto?

[RCM] Desde que se acercan las familias a la plataforma tratamos de que se incorporen a la lucha por la defensa de la vivienda digna, de que ellas se conviertan en los actores fundamentales de la resolución de sus problemas, conjuntamente con la colaboración de la plataforma, pero dejándoles claro que este es un proceso conjunto y colaborativo, desde que entra en uno de los puntos de información, su problema es el nuestro y el nuestro debe ser también el suyo. Intentamos incorporarlos en los grupos de afinidad y apoyo del territorio que mejor le venga a la familia, para mantener una relación más fluida y cercana. Esto no siempre sale como queremos y es verdad que hay familias que una vez resuelto su problema dejan de aparecer de forma continua en las actividades de la plataforma, asistiendo esporádicamente a algunas actividades. Nuestra organización es muy abierta, no existen los carnets ni la afiliación al uso de la mayoría de los colectivos. Pero si es verdad que durante los más de tres años que llevamos y teniendo en cuenta las salidas y entradas de familias a la plataforma, nunca dejamos de tener una asistencia a las asambleas que hacemos cada dos semanas de cerca de cien personas.

[CVG] ¿Cuáles son los principales logros de Stop Desahucios en estos años?

[RCM] Hemos conseguido grandes cosas, la más importante que hemos conseguido transmitir a la sociedad la justicia de nuestra lucha, que gracias al apoyo de la mayoría hemos obligado a intervenir a los diferentes gobiernos en nuestro país, con modificaciones legislativas insuficientes, pero que han demostrado la fortaleza de la causa por la que estamos luchando. Hemos firmado muchas daciones en pago, alquileres sociales, paralizado desahucios, cuando nuestros gobernantes y los bancos decían que no era posible.

Estamos influyendo en toda la sociedad, y no hacemos distinción ninguna entre los que nunca han tenido una vivienda y los que la han perdido. Somos un colectivo formado por una mayoría de familias de todos los sectores sociales, mayores, jóvenes, trabajadoras, empresarias, autónomas, inmigrantes, que se reúnen, encierran, manifiestan, discuten y comparten un proyecto de lucha fundamental la defensa de los derechos humanos.

[CVG] El derecho a una vivienda digna es algo por lo que deberían velar nuestras administraciones públicas ¿Qué plantearía Stop Desahucios a los próximos gobiernos andaluz y municipal en materia del acceso a la vivienda?

[RCM] Tenemos que ir a un modelo de vivienda diferente, apostando de forma más importante por la vivienda de alquiler y social, seguimos insistien

do en que todas las viviendas vacías se pongan a disposición del parque publico de vivienda, ya sea municipal o de la comunidad autónoma. Las instituciones publicas deben potenciar modelos alternativos de vivienda en colectividad y cooperativas, que permitan compartir, colaborar, participar a todas los agentes sociales, y nosotros queremos estar a partir de ahora en el diseño de las políticas de vivienda que las diferentes administraciones realicen, no vamos a permitir que se nos margine a la hora de elaborar los planes de vivienda sociales, creo que nos hemos ganado nuestra participación conjuntamente con otros colectivos sociales a la participación en el diseño de un nuevo modelo de vivienda que conforme una ciudad más participativa y que comparta más los espacios comunes, en el fondo una ciudad más humana y cercana.

[CVG] Últimamente Stop Desahucios Córdoba ha ampliado su campo de acción con una campaña denominada “¡Agua, Luz, Gas, Derecho Universal!, ¿cuál ha sido la razón de esa apertura a nuevas reivindicaciones?

[RCM] Como sabéis nos hemos encontrado con un problema muy serio en nuestros puntos de información, cada día venían familias que no podían pagar la luz, otras ocupando viviendas vacías a las que no les daban ni luz ni agua y no podíamos estar de brazos cruzados, ya que desde el primer día nuestro movimiento venia defendiendo que la vivienda digna es aquella que ocupan personas y tiene garantizados sus suministros básicos.

Hemos exigido a las diferentes administraciones que asumieran su responsabilidad y resolvieran el serio problema por el que estaban pasado las familias en Andalucía, pedimos la declaración de emergencia habitacional que evidentemente incluía los suministros, no podíamos seguir viendo como la luz había subido casi un 70% en los últimos años y cada   día teníamos mas parados y familia sin ingresos. Y desde el día 9 de febrero tenemos abierto un nuevo punto informativo dedicado a las energías, que como el resto de puntos informativos estará en una asociación de vecinos, la de Cañero y se atenderá a todas las familias con problemas energéticos todos los lunes de 10,30 a 13 horas en los locales de la asociación.

Por último quiero hacer una especial mención al apoyo fundamental que desde el primer momento nos han prestado tanto la Federación de Asociaciones Alzahara y las asociaciones de vecinos de la Viñuela, Fátima, Valdeolleros, Axerquia, Guadalquivir, Al-Andalus, Santuario, Cañero, Virgen de Linares, etc.. sin cuya colaboración y ayuda no habríamos llegado tan lejos.